Cómo Prepararse Ante Una Crisis

Las economías siempre tienen sus ciclos de crecimiento y contracción. Nadie sabe cuando llegan y vienen estos ciclos pero todos le tienen miedo a las contracciones. Lo malo es que en algún punto una contracción va a suceder. Lo bueno es que si manejas tu dinero adecuadamente (no requiere mucha ciencia), no tendrás que temer en la próxima crisis. En CadaCentavo tenemos estas 3 recomendaciones que, si las sigues, terminarás disfrutando de la próxima crisis.

(Si quieres entender que es una crisis, leelo aquí)

Crea un Presupuesto

Empieza desde hoy creando un presupuesto para manejar tus gastos y ahorros. En cada categoría, como el transporte o la comida, asigna una cantidad manejable y busca de no excederte. No te preocupes, si te excediste en gastos de transporte, solo reduce lo que ibas a gastar en otra categoría. 

La idea del presupuesto es que es un documento vivo, no una cosa que se hace al principio de mes y se deja guardado hasta que tenemos que pagar cuentas. Se trata de usarlo a diario y tomar decisiones en base a lo que has planeado o puedes alcanzar. 

Toma en cuenta que se toma unos tres meses aprender a manejar el presupuesto bien. No te desanimes si no estás logrando tus metas de ahorro en los primeros meses. Nadie es experto de un dia para otro.

Termina con tus deudas

Imaginate si mañana pierdes tu trabajo y único ingreso. Encima de eso, el banco te anda llamando por una deuda cuando ni tienes con qué vivir la siguiente semana. En una crisis, todos andan buscando dinero y si debes (aun fuera de una crisis) te estás agregando problemas. 

Reduce tus deudas con la ayuda de tu presupuesto.  Primero ahorra una semana de ingresos (un pequeño fondo de emergencia) para que si tienes cualquier incidente no previsto no tomes más deudas. Luego, organiza tus deudas de la más chica a la más grande. Paga lo mínimo requerido en todas tus deudas, pero utiliza todo el dinero ahorrado del mes para pagar por completo la deuda más pequeña. Una vez acabada esa deuda, utiliza el dinero que usabas para pagarla en la siguiente deuda. Así, poco a poco, irás acumulando mas y mas dinero con que pagar tus deudas y acabarás SIN deuda.

Ahora imagínate no tener ni un centavo en deuda, y que la crisis llega mañana. Estarás nervioso, pero nada como los vecinos endeudados.  

Completa tu Fondo de Emergencia

Lo último que queda por hacer para poder tomar la siguiente crisis como si estuvieras en la playa, es el queridisimo fondo de emergencia. Una vez que hayas pagado tus deudas, recomendamos incrementar tus ahorros que como estabas pagando tus deudas, solo tienes una semana de ingresos ahorrados. Eso no va a darte mucha seguridad si pierdes tu trabajo, pero un fondo de tres a seis meses de gastos sí.

Si llegaste hasta aquí y has continuado con tu presupuesto, no te será difícil saber qué gastos son necesarios. Suma todos tus gastos necesarios del mes y multiplicalos por el número de meses que te da seguridad. Si crees que tardarías 3 meses en encontrar trabajo, necesitas un fondo de emergencia de mínimo 3 meses. Y por si las moscas, agregale otro mes. 

Seguro una vez completando tu fondo, querrás celebrar comprando algún juguete (como esa televisión con 10 pulgadas más que la tuya). Pero recuerda, es para emergencias y no para gustos. Pon el dinero ahorrado en una cuenta que no uses seguido y olvidate de ese dinero. Piensa que es un tesoro escondido, y que sabras donde esta cuando estés en apuros. 

Cero Deudas y Buenos Ahorros

Ahora si, imaginate estar sin deudas, y un fondo de emergencia para cualquier golpe que llegue. Cero deudas y buenos ahorros es la mejor medicina para la siguiente crisis económica. En vez de volverte otra víctima de ella, tendrás la oportunidad de disfrutar, y tener todo bajo control.

Aprovecha esos momentos para encontrar oportunidades de negocios, invertir, o conseguir tu trabajo que tanto has soñado. Las mejores oportunidades están en donde nadie las ve, y en una crisis solo los preparados ganan.