Los Problemas con las Tarjetas de Crédito

Si fueras hoy a cualquier tienda y realizas una compra ¿pagarías con tarjeta de crédito o con efectivo? Si pagas con tarjeta de crédito, muy probablemente gastes más de lo que hubieras gastado al pagar con efectivo. Unos estudios han demostrado que estamos dispuestos a pagar hasta un 83% más al utilizar tarjetas de crédito. Este gasto adicional es uno de los problema con las tarjetas de crédito. Muchos ven las tarjetas de crédito como dinero gratis en vez de como deuda, y terminan gastando por encima de sus ingresos.

Muchos han escrito sobre los supuestos ‘beneficios’ de las tarjetas de crédito, pero en CadaCentavo queremos presentarles los problemas que estos plásticos tienen. 

 

Gastas Más

Al utilizar tarjetas de crédito, terminas gastando más lo quieras o no. Igual y no gastas un 83% más como el estudio de MIT ha reportado. Pero aun si gastas 20% más que si pagas en efectivo, son 20% que no tendrás mañana. 

¿Porque gastamos más con tarjetas? Parte del problema es que no visualizamos la cantidad de dinero que estamos pagando al deslizar una tarjeta y menos al pagar sin contacto. Es muy sencillo y hasta emocionante pagar con solo deslizar o darle tap a la tarjeta. En cambio, duele más sacar la cartera, contar el efectivo, y darte cuenta del costo de tu comida. 

A muchos se les facilita pagar con tarjeta de crédito porque están utilizando dinero que no es de ellos. Si decides hacer una compra y pagar a 6 meses sin intereses, caes en la trampa de creer que te alcanza para pagarlo. Pero estas gastando en algo que no puedes pagar hoy, estás endeudado pagues o no intereses. Siempre que pagas con tarjeta de crédito estas utilizando deuda, sin importar si pagas la tarjeta en su totalidad a fin de mes o a corte. Nunca es dinero gratis. 

 

Los Puntos Que No Dan

Parte de la razón porque pagamos más al utilizar tarjetas de crédito son los famosos puntos. Hay cientos de artículos sobre como viajar alrededor del mundo sin gastar un centavo, todo con puntos. Un amigo, siguiendo esta idea de los puntos gratis, una vez ofreció pagarme la comida para alcanzar la cantidad de gastos necesarios para recibir sus puntos. 

Aunque suene ridículo, la gente se obsesiona con los puntos y no se pone a pensar sobre su verdadero costo. En vez de pensar en cómo ahorrar, se vuelve sobre cómo gastar para obtener más puntos y más millas. En el mejor de los casos, una tarjeta te da 5% por cada compra. Si gastas un dólar, recibes 5 centavos. ¿Exactamente cuánto ganaste? No ganaste nada, perdiste 95 centavos. No ganas con puntos, y no serás rico con puntos. Mucho menos cuando los puntos te los da una empresa que busca ganar dinero. Por algo dan los puntos, y no es por caridad. 

 

Anualidades a Cambio de Estatus Social

La tarjeta Platino de American Express cuesta en México $800 dólares al año la última vez que cheque.  Lo equivalente a un vuelo a Nueva York o Europa. ¿En verdad da la tarjeta $800 dólares de beneficios? 

Las compañías podrán promover sus lounges en el aeropuerto, servicios personalizados, y otros beneficios, pero en realidad es muy improbable que utilices todos estos servicios. En verdad, las anualidades y estos servicios sirven para fines de mercadotecnia. Les da un status social a sus usuarios. Se vuelve un accesorio para hacerle creer al mundo que eres de cierto nivel. “Vente a la sala de American Express, te meto como invitado” mi pobre amigo. 

Las compañías dependen de que sus usuarios gasten y lo hagan con sus tarjetas. Ofrecen todos estos servicios para motivar el gasto y atraer a usuarios. Han trabajado por años en perfeccionar su mensaje y productos para vender y ganar más. Por algo ofrecen diferentes niveles de tarjetas, lounges, eventos, etc. Para que tu les des dinero y ellos se vuelvan ricos.

Si has caído en estas trampas, no uses tarjetas de crédito. Intenta comprar con tarjetas de débito o aun mejor, con efectivo. Intenta con solo una categoría y verás cuanto más ahorras.