Un activo es un recurso con valor económico y beneficio futuro que una persona o institución posee. 

Los activos, ya sea equipo de manufactura o efectivo, son algo que en el futuro puede ayudar a mejorar los ingresos, generar flujo de efectivo, o reducir gastos. En una empresa, los activos se reportan en el balance general. 

Hay dos tipos de activos: corriente y no corriente.  

Activo Corriente

El activo corriente se convierte en efectivo más rápido que el no corriente, en menos de un año. Estos tienen mayor liquidez, como el inventario, efectivo, y materias primas. 

Activo No Corriente

A diferencia del activo corriente, el activo no corriente tiene menos liquidez. Tienen una duración superior a un año. La maquinaria, patentes, e inmuebles son ejemplos de activos no corrientes. Normalmente se calculan basado en los precios de compra y descontando su amortización. 

 

Aún estamos creciendo nuestro diccionario, si quieres entender otro tema financiero, ¡mandanos un mensaje!