El pasivo está compuesto de las deudas y obligaciones de una entidad. Incluye cuentas por pagar, hipotecas, deudas, entre otros. 

Al igual que el activo, el pasivo está compuestos por el corriente y no corriente.

Pasivo Corriente

Son las deudas y obligaciones que se deben pagar a corto plazo, dentro de un año. Estas se pagan con activos corrientes de la empresa, como el efectivo. 

Pasivo No Corriente

Son las deudas y obligación que se deben pagar a largo plazo, a más de un año. No incluye intereses que se deban pagar por esa deuda, ya que estos se continúan pagando aun cuando el principal se paga a largo plazo.

 

Aún estamos creciendo nuestro diccionario, si quieres entender otro tema financiero, ¡mandanos un mensaje!